Aquí tenemos una de las mesas del restaurante, perfectamente preparada para tí.

Algunas veces me preguntan por el protocolo de poner la mesa, algo que hacemos todos los días, y con las prisas muy a menudo lo hacemos mal.
Os escribo sólo tres reglas básicas para poner una mesa correctamente. La primera, los cubiertos se ponen siempre en el orden inverso a su uso, por eso a veces vemos los cubiertos especiales para el pescado que están justo al lado de los platos, y más alejados los de la carne. El cuchillo y la cuchara a la derecha y el tenedor a la izquierda.
Segundo, el pan, siempre a ser posible con un pequeño plato en la parte superior izda y el vaso o copa en la parte superior derecha.
Si queréis poner un recipiente para una flor este no debe ser muy alto para que no obstaculice la visión del comensal.
Por último, los platos: a ser posible poner bajo plato para no manchar el mantel, también da más presencia a la mesa cómo podéis comprobar. Encima de este el plato hondo, si lo primero que se va a servir es un plato de cuchara pero los platos se irán poniendo según se necesiten.

Animaros a cuidar hasta el último detalle de vuestra mesa, sobre todo esos días en los que hay algo que celebrar. Seréis unos anfitriones perfectos.
¡Os esperamos en el Restaurante Eustaquio Blanco! Por supuesto, con la mesa puesta.