fbpx

Navidad en el Restaurante ¡Os deseamos unas felices fiestas!

navidad en el restaurante

En pocas horas la cafetería estará llena de gente celebrando la navidad, el ruido y la  algarabía lo inundará todo. Las risas y abrazos de todos con todos es lo más bonito de estas fechas en dónde la alegría  entra a raudales en nuestros negocios y las ganas de pasar un buen rato es lo fundamental.

Vivir las navidades en un restaurante es una fiesta,  todo el equipo  no para ni un segundo para servir y atender a nuestros amigos que no dudan en compartir estos momentos  en nuestra casa. Los camareros sacan cervezas, vinos y tapas, y la cocina bulle entre los pedidos de unos y otros que cada minuto cantan una comanda….sale….la tapa de chipirones, sale…la ración de jamón,…sale las croquetas para  la mesa  1,…. La actividad es frenética y la energía contagiosa. Nadie para en esas horas.

Estamos contentos con tener una comunidad de amigos que comparten con nosotros estos momentos. A todos, clientes y equipo les deseamos UNA FELIZ NAVIDAD, que estos días nos traigan a todos una lluvia de abrazos y mucha salud para poder disfrutar de unos días entre amigos y familia.

Que el espíritu  generoso y positivo de mi padre Eustaquio Blanco nos acompañe durante todos estos días y en el año 2015.


Fin de semana en Tajo Internacional

TAJO-INTERNACIONAL

Ahora que el Puente Romano de Alcántara lo han reconocido como el MEJOR RINCÓN DEL 2014, es de recibo volver a acercarse a esta zona a la que yo tantas veces he ido porque siempre me ha parecido mágica. ¿A qué esperas para conocer el Tajo Internacional?

Vas por la carretera y de repente te lo encuentras, majestuoso, ¡increible! no puedes por menos que pensar cuánta gente lo habrá utilizado durante todos estos siglos. Ha sobrevivido a guerras, hambrunas, conflictos con nuestra vecina Portugal… pasear por el Puente Romano de Alcántara y mirarlo desde varios ángulos es todo un espectáculo. Ya decía Cayo Julio…”El puente que permanecerá en pié por los siglos”. Y hasta ahora así ha sido.

En esta zona hay mucho más que ver y disfrutar. No hay que perderse el CONVENTUAL DE SAN BENITO en Alcántara, de época renacentista. Merece mucho la pena pasear por las calles de Alcántara y probar en la panadería NANDY las bollas de pan y degustar alguno de los quesos y embutidos en la tienda gourmet “CASA CACHOLA”, al lado del ayuntamiento.

Para comer bien os recomiendo el COMPLEJO PEÑAFIEL, en Zarza la Mayor, dónde degustar lagarto ibérico, caldereta de cordero, y un riquísimo secreto ibérico. Y para dormir… los apartamentos rurales LUZ DEL TAJO, en Estornino. No encontraréis en la zona ningún apartamento tan bonito y agradable. Un lujo dormir allí y desayunar en su patio.

En estos días además están las “Jornadas de cocina conventual” hasta el 23 de noviembre en Alcántara. ¡no os lo perdáis!!!


Aprende que es un maridaje y ponlo en práctica

maridaje en CáceresDe manera rápida y para salir del paso comúnmente se ha dicho siempre que el vino tinto marida con carnes y el vino blanco con pescados, pero hoy vamos a adentrarnos en el mundo del maridaje y sentirnos unos expertos sumilleres.

Comencemos por las carnes. . .

Para maridar el pollo, que es una carne neutra, podemos maridarlo con un vino tinto, por ejemplo un tempranillo, si la carne lleva sofrito o hierbas aromáticas.

En el caso de que el pollo, lleve alguna salsa y/o esté acompañado de champiñones y patatas asadas, nos iríamos a un vino con más cuerpo, como un reserva de cabernet sauvignon o con un merlot.

Si por el contrario, el pollo se sirve al horno, con un aderezo de limón con hierbas aromáticas, nos iríamos a un blanco, como un Chardonnay, por sus aromas cítricos.

Para las carnes rojas, vino tinto. Esta es una cuestión, sobre la que no hay dudas. Pero ¿qué vino tinto escoger ? Si vamos a comer por ejemplo un entrecot, un chuletón o un solomillo, elegimo vino tinto de crianza o reserva.

Si el plato principal es cordero al horno, ligeramente especiado utilice un tinto, tempranillo, garnacha o cabernet.

Una regla básica : cuando se prepara cualquier tipo de carne previamente macerada o con una salsa al vino, debe servirse el mismo tipo de vino en la comida que el utilizado en la maceración o salsa.

Si vamos a comer pescado. . .

La regla básica para el pescado es maridarlo con vino blanco, excepto si vamos a comer salmón, que lo acompañaremos de tinto.

Para los platos de pulpos, sepias, mejillones y mariscos casan muy bien con albariño, verdejo y godello.

Por oto lado, si el plato principal es guiso de pescado en cazuela de barro, nos decantamos por los blancos de macabeo, parrellada y xare-lo.

Una merluza rellena de gambas y con una salsa cremosa, pide un vino blanco fermentado en barrica: un sauvignon blanc o un chardonnay. Para otros pescados como el rodaballo, la lubina o el besugo que tienen mucho sabor y caracter, los blancos con crianza son una buena opción.

Si toca pasta . . .

Con unos spaguetti con salsa boloñesa tomaremos un tinto joven o con una crianza de 3/4 meses en barrica.

Cuando el plato de pasta sea con verduras y tomate, lo maridaremos con un tinto joven o un rosado.

Si no lleva más que mozarella, orégano y aceite de oliva, un rosado es lo que mejor le va. Sin embargo, escogeríamos un blanco con crianza para unos spaguetti al pesto.

Para los platos de pasta con salsas marineras y acompañados de mejillones o sepia, les va un blanco joven, aromático y frutal : un macabeo, sauvignon blanc, un verdejo…

Y para maridar pasta fresca al huevo y con salsa cremosa, elegimos un blanco de las variedades chardonnay.

Ahora que tenemos todos estos conocimientos vamos a aplicarlos en nuestra cena maridaje ¡Acompáñanos el 20 de noviembre y disfruta de los sabores de la tierra!

Menú Maridaje


Un paseo por la gastronomía Extremeña

gastronomía Extremeña

Bastan pocas palabras para definir la calidad de los productos de Extremadura. Somos muy afortunados de contar con una tierra que destaca en su gastronomía y que además hace pocos días conocíamos el título de ciudad gastronómica para Cáceres.

Vamos a dar un ligero pero intenso paseo por la gastronomía Extremeña, para ello hemos intentado hacer un recopilatorio de los platos y/o alimentos más característicos y deliciosos de cada zona, que obviamente te recomendamos con muy fervor degustar, cuando hagáis turismo por Extremadura.

Comenzamos por la gastronomía de la zona del Tajo Internacional, donde encontraremos platos como: zorongollo, que es una ensalada de pimientos rojos asados y cebolla con un generoso aliño, sopa de tomate, una de las mejores formas de mezclar pimientos rojos y verdes con tomate, cebolla, aceite de oliva y pimentón de La Vera, migas extremeñas migas de pan reducidas en agua con ajo, pimientos choriceros, panceta, jamón, chorizo, pimentón, etc., truchas escabechadas truchas fritas maceradas en un aromático escabeche, chanfaina: guiso de menudillos de cordero con pimiento seco, vino blanco, perejil, pimentón, etc., revuelto de criadillas de tierra: un sofrito con huevos semi cuajados a base de cebolla y criadillas de tierra, un hongo que crece entre las jaras muy típico en la zona, gallina en pepitoria: un guiso de pollo de los “de la abuela” aromatizado con vino blanco y laurel, y casi siempre acompañado de almendras picadas, coquillos pasta frita y aromatizada con clavo, anís y canela, cubierta de miel de la zona, etc., serradura: una crema dulce y melosa con base de galleta, muy sencilla y muy popular al mismo tiempo.

Pasamos a los quesos…. – Torta del Casar: exquisito queso elaborado en la provincia extremeña de Cáceres, en las comarcas de los Llanos de Cáceres y sierra de Fuentes y Montánchez, cuyos terrenos ofrecen una abundante vegetación de gran valor nutritivo.

Este queso se elabora con leche cruda de oveja merina y entrefina. Se cuaja con cardo silvestre (Cynara cardunculus) entre 28º y 32ºC y durante un tiempo de 50 a 80 minutos, lo que consigue que se mantenga en su interior una crema casi líquida que es la principal característica de dicho queso.

Generalmente se consume untada en tostadas o biscotes de pan. Para conservar bien la torta, es aconsejable cortar la tapa de arriba, para volver a tapar como si fuera una tapadera, una vez hayamos consumido el producto.

Las especias son muy importantes en la cocina, y la estrella de la gastronomía extremeña es el Pimentón de la Vera, el pimentón forma parte de la historia de sus pueblos, de sus costumbres, de su gastronomía, de su folklore, y de su paisaje. El Pimenton de la Vera es el resultante de la molienda de pimientos rojos de las variedades Ocales, Jaranda, Jariza, Jeromín, y Bola. Se cultiva y elabora en la comarca de La Vera, provincia de Cáceres, España. El Pimentón de la Vera es un producto de sabor y aroma ahumados debido al proceso de secado al humo de los pimientos.

Las criadillas de tierra es un hongo oriundo de la comunidad Extremeña, se encuentra bajo tierra y se detecta por una planta característica (Tuberaria guttata) que crece sobre él. Se pueden degustar unas sabrosas tortillas de “criadillas de tierra” que si las mezclamos con un puñado de espárragos silvestres nos adentrará en un sencillo y sabroso plato de nuestra tierra.

La Patatera: La patatera es un embutido tipico de Extremadura que esta compuesto de magro de cerdo ibérico, grasa de cerdo y patata cocida condimentado con sal y pimentón de la Vera, ajo y azúcar. Puede ser picante o dulce. Se presenta en forma de herradura, las recetas pueden variar en cada pueblo, en general se compone de 10% de magro de cerdo ibérico, 40% de grasa de ibérico, 50% de patata cocida. Después de una tapa de patatera, hay que dar un paseo para bajarla. La patatera es típica de Plasencia.

Pasamos a la parte golosa…

Roscas de Alfajor (del árabe al-hasú: “el relleno”),se hacen esencialmente con miga de harina y miel. Son unas rosquillas rellenas con una masa de miel (alfajor, al hacerlas se practican tres cortes (ojos) que dejan ver el alfajor. Elaboradas con aceite de oliva virgen y cocción en auténtico horno de leña. Estos dulces artesanos se hacen en horno de leña, típicos del Casar de Cáceres.

Bombones de Higo: Este producto es típico de Extremadura y, más concretamente, de un pueblo de Cáceres llamado Almoharín. Se elabora a partir de higos desecados y bañados en una deliciosa crema de chocolate.

Y por último, no eres de Extremadura si no has probado las perrunillas, es un dulce clásico hecho con manteca, harina, huevos, azúcar, anís y canela, con varias interpretaciones en la receta, pero la base fundamental os la hemos desvelado.

¿A quién le ha entrado hambre tras leer esto?